CHALAZIÓN

CHALAZIÓN

Se trata de una pequeña protuberancia en el párpado que surge debido a la obstrucción de una glándula sebácea diminuta.

Causas

El chalazión se origina debido al bloqueo de uno de los conductos de las glándulas de Meibomio. Estas glándulas se encuentran justo detrás de las pestañas, en el párpado, y tienen la función de segregar un líquido fino y aceitoso que actúa como lubricante para el ojo.

Síntomas

El chalazión es una afección que suele surgir después de un orzuelo interno (también conocido como divieso). Generalmente, el párpado se vuelve sensible, enrojecido, hinchado y caliente durante la etapa del orzuelo. Sin embargo, en ocasiones, la glándula bloqueada que causa el orzuelo no se drena completamente, aunque el enrojecimiento e inflamación disminuyan. Esto da lugar a la formación de un nódulo firme en el párpado que no es doloroso ni sensible, y este nódulo se conoce como chalazión.

Tratamiento

Frecuentemente, un chalazión se cura por sí solo en aproximadamente un mes sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, el tratamiento primordial consiste en aplicar compresas calientes sobre el párpado durante al menos cuatro veces al día, manteniendo la compresa tibia (a una temperatura cómoda para la mano). Esto ayuda a ablandar los aceites endurecidos que bloquean el conducto, facilitando el drenaje y la cicatrización.

Es importante evitar presionar o exprimir el chalazión, ya que esto puede empeorar la condición. En caso de que el chalazión siga creciendo, podría ser necesario eliminarlo mediante cirugía, lo cual generalmente se realiza desde la parte inferior del párpado para minimizar la aparición de cicatrices en la piel.

Además, otra opción de tratamiento es la inyección de esteroides en la zona afectada. Esto puede ser considerado para casos específicos de chalaziones más persistentes o recurrentes.

Preguntas Frecuentes

Causas

El chalazión se origina por el bloqueo de los conductos de las glándulas de Meibomio, localizadas en el párpado detrás de las pestañas. Estas glándulas producen un líquido fino y aceitoso que actúa como lubricante ocular.

Tratamiento

El chalazión suele curarse por sí solo en un mes sin tratamiento, pero se puede acelerar la recuperación aplicando compresas calientes al menos cuatro veces al día. Evitar presionar o exprimir el chalazión es importante, ya que puede empeorar la condición. Si el chalazión sigue creciendo, puede ser necesario eliminarlo con cirugía desde la parte inferior del párpado para minimizar cicatrices. La inyección de esteroides es otra opción para casos persistentes o recurrentes de chalaziones.

Síntomas

El chalazión surge tras un orzuelo interno. Después de que el enrojecimiento e inflamación del párpado disminuyen, la glándula bloqueada no se drena completamente, lo que da lugar a un nódulo firme en el párpado, llamado chalazión, que no es doloroso ni sensible.