OCULOPLÁSTICA

Oculoplastica

Un procedimiento oculoplástico es una cirugía que se lleva a cabo en la región periocular, es decir, alrededor de los ojos. Este tipo de procedimientos puede realizarse por razones médicas para corregir afecciones oculares, o bien, con fines estéticos para mejorar la apariencia y la función de los ojos y sus estructuras cercanas.

Los médicos especialistas en oculoplástica son oftalmólogos que han recibido una formación adicional en cirugía plástica y reconstructiva de los ojos y sus tejidos circundantes.

Estos profesionales están altamente capacitados para abordar una amplia variedad de afecciones y procedimientos relacionados con los ojos, tales como corrección de párpados caídos, blefaroplastia, tratamientos de malposiciones palpebrales, reconstrucción de párpados y vías lagrimales, entre otros. Su experiencia en oftalmología y cirugía plástica les permite brindar una atención integral y especializada para el cuidado de la salud ocular y la estética periocular.

Los procedimientos oculoplásticos se pueden realizar en diversas áreas alrededor de los ojos, incluyendo párpados, órbitas oculares, cejas, mejillas y conductos lagrimales. Estos procedimientos son útiles para tratar una amplia gama de afecciones, entre las que se incluyen:

  • Párpados superiores caídos (ptosis)
  • Párpados que se invierten hacia adentro (entropión) o hacia afuera (ectropión)
  • Problemas oculares asociados con enfermedades de la tiroides como la enfermedad de Graves-Basedow
  • Cánceres de piel u otros bultos en el área ocular
  • Debilidad alrededor de los ojos o los párpados causada por parálisis facial periférica
  • Trastornos en los ductos lagrimales
  • Lesiones en el ojo o sus alrededores
  • Defectos congénitos en la órbita ocular (hueso alrededor del ojo)
  • Problemas estéticos, como exceso de piel en los párpados superiores (dermatochalasis), párpados inferiores inflamados y cejas caídas.

Estos procedimientos oculoplásticos son realizados por oftalmólogos especializados en cirugía plástica y reconstructiva, quienes cuentan con la experiencia y capacitación necesarias para abordar con éxito estos problemas oculares y perioculares, tanto desde una perspectiva médica como estética.

Recuerde que cada persona es diferente, por lo que es importante seguir las indicaciones de su proveedor para garantizar una recuperación exitosa y sin complicaciones. Si tiene alguna inquietud o pregunta durante el proceso de recuperación, no dude en comunicarse con su proveedor de atención médica.

Recuperación:

Su recuperación después de la cirugía dependerá de la afección que haya sido tratada y del tipo de procedimiento realizado. Para una recuperación exitosa, es importante seguir las instrucciones específicas que le proporcione su proveedor de atención médica. A continuación, se presentan algunos consejos generales que debe tener en cuenta:

  • Puede experimentar dolor, moretones o inflamación después de la cirugía. Para reducir la inflamación y los moretones, aplique compresas frías sobre la zona. Asegúrese de envolver la compresa fría en una toalla para proteger sus ojos y piel.
  • Es probable que deba evitar actividades que aumenten su presión arterial durante aproximadamente 3 semanas. Esto incluye levantar objetos pesados. Su cuidador le indicará cuándo es seguro reanudar estas actividades.
  • Evite el consumo de alcohol durante al menos una semana después de la cirugía. También es posible que deba suspender temporalmente ciertos medicamentos, según las indicaciones de su proveedor.
  • Sea cuidadoso al bañarse durante al menos una semana después de la cirugía. Su proveedor le proporcionará instrucciones sobre cómo bañarse y cómo cuidar la zona alrededor de la incisión.
  • Durante al menos una semana después de la cirugía, duerma con la cabeza elevada utilizando almohadas. Esto ayudará a reducir la inflamación.
  • Programe una visita de seguimiento con su proveedor de atención médica dentro de los 7 días posteriores a la cirugía. Si se le colocaron suturas, es posible que se le retiren en esta visita.
  • La mayoría de las personas pueden regresar al trabajo y las actividades sociales aproximadamente dos semanas después de la cirugía, aunque esto puede variar según el tipo de procedimiento realizado. Siga las instrucciones específicas de su proveedor.
  • Es normal sentir un aumento de las lágrimas y ser más sensible a la luz y al viento durante las primeras semanas. También es posible que experimente visión doble o borrosa temporalmente.

Preguntas Frecuentes

Recuperación:

Recuperación post-cirugía: siga instrucciones médicas. Consejos generales: compresas frías, evitar esfuerzo, sin alcohol o ciertos medicamentos. Bañarse con cuidado. Dormir con cabeza elevada. Visita de seguimiento en 7 días. Vuelta al trabajo en 2 semanas. Sensibilidad y visión temporal afectadas.