Tomografía de Coherencia Óptica: todo lo que debes saber

Tomografía de Coherencia Óptica: todo lo que debes saber

En Averclaro tenemos una serie de procedimientos oftalmológicos. En esta oportunidad, explicaremos qué es la Tomografía de Coherencia Óptica, y por qué es un procedimiento que recomendamos realizarse periódicamente.

¿Qué es la Tomografía de Coherencia Óptica?

La Tomografía de Coherencia Óptica es una técnica de diagnóstico por imagen, y es capaz de brindar al especialista fotografías de alta resolución del ojo. Esta es sencilla y no invasiva, y sirve para la exploración en detalle de las partes de la retina, concretamente de la mácula, y el nervio óptico.

Con esta técnica, el médico especialista oftalmólogo puede conseguir un mayor control y seguimiento de las enfermedades en la retina.

¿Cómo funciona la Tomografía de Coherencia Óptica?

Para esta técnica de evaluación, se utiliza una luz infrarroja y se basa en el principio óptico de la interferometría. Esto significa que el rayo de luz, al dirigirse hacia el ojo, penetra en sus tejidos y se refleja en la retina.

Al regreso de la luz, esta genera una interferencia que se traduce como una imágen en color, la cual muestra las estructuras intraoculares y toma sus medidas con una profundidad milimétrica. Este procedimiento entrega resultados exactos la mayoría de las veces.

Incluso, existe un código de colores generados que determinan el mayor o menor grosor de los tejidos presentes, según sean colores de gama fría o cálida, es decir, de menor o mayor grosor respectivamente.

¿En qué momento se realiza este procedimiento?

La tomografía ocular, también conocida como OCT de nervio óptico, ha supuesto un gran avance en el estudio del polo posterior del ojo, que incluye la zona macular, la retina y el vítreo, ya que es de gran utilidad para la detección precoz de una serie de patologías maculares como puede ser la diabetes ocular, o la degeneración macular asociada con la edad avanzada.

Este procedimiento permite un tratamiento adecuado y eficaz al momento de realizarse, puesto que la Tomografía de Coherencia Óptica proporcionará gran información sobre estas enfermedades que afectan a esa zona del ojo, en momentos que el paciente sospeche que pueda padecerlas.

Es de esta manera que se puede conocer de mejor manera el estadio en que se encuentra el ojo, así como si ha habido algún tipo de cambio entre una consulta a otra.

A pesar de que la Tomografía de Coherencia Óptica se utiliza cada vez con más frecuencia para el estudio de los diferentes tipos y tratamiento de glaucoma, su principal uso es en el tratamiento de la retina y la mácula.

¿Qué patología detecta la tomografía de coherencia óptica?

Este procedimiento es de gran utilidad en la detección de las siguientes patologías:

  • Edema macular
  • Agujero macular
  • Membranas epirretinianas
  • Distrofias en la retina
  • Oclusiones venosas en la retina
  • Miopía magna o patológica
  • Degeneración macular asociada a la edad, así como vigilar su progresión.
  • Detección temprana de la retinopatía diabética.

¿Cómo se hace una Tomografía de Coherencia Óptica?

La Tomografía de Coherencia Óptica es una prueba breve y absolutamente indolora. No requiere de contacto directo con el ojo, por lo que no se aplica anestesia. El paciente no debe realizar ningún tipo de preparación previa a la prueba, sino que tan solo debe mirar un punto luminoso fijo, en la pantalla del aparato, durante unos minutos.

Este es un procedimiento sumamente seguro, y al no existir contraindicaciones ni efectos secundarios asociados a éste, es una prueba que puede realizarse también en niños sin ningún tipo de problemas y dificultades.

Así, el especialista obtendrá imágenes a gran resolución del fondo de ojo que son muy difíciles de obtener con otros procedimientos, además de ser súper rápida de realizar. Además, y como dijimos anteriormente, es indolora y no produce efectos secundarios.

En Averclaro recomendamos realizarse este procedimiento, incluso de manera periódica, puesto que se podrán detectar pequeños cambios en la retina, y se podrán realizar diagnósticos más adecuados y certeros. Así, el paciente podrá saber si es necesario cambiar el tratamiento que esté realizando en el momento, con el objetivo de evitar posibles daños que serían irreparables.

Si tienes más dudas al respecto, te invitamos a acceder al siguiente enlace, donde podrás agendar una hora médica y atenderte con uno de nuestros especialistas.