Uveitis

La uveítis es una condición que implica inflamación en la capa media del tejido de la pared ocular, conocida como úvea. Esta inflamación puede manifestarse repentinamente y empeorar rápidamente, mostrando síntomas como enrojecimiento del ojo, dolor y visión borrosa. La uveítis puede afectar uno o ambos ojos, y puede presentarse en personas de todas las edades, incluso en niños.

Las posibles causas de la uveítis pueden ser variadas, incluyendo infecciones, lesiones o enfermedades autoinmunitarias o inflamatorias. Sin embargo, en muchos casos, la causa exacta no puede ser identificada.

Es importante tener en cuenta que la uveítis puede ser una condición grave y potencialmente provocar pérdida permanente de la visión. Por esta razón, un diagnóstico y tratamiento tempranos son fundamentales para prevenir complicaciones y preservar la función visual de los pacientes afectados por esta inflamación ocular.

Tratamiento

Tratamiento para la uveítis puede variar según la causa subyacente, pero en general, el objetivo es reducir la inflamación en el ojo y otras áreas del cuerpo, si es necesario. Opciones de tratamiento:

  • Medicamentos antiinflamatorios: Gotas con corticoides para tratar la inflamación en el ojo. En casos graves, inyecciones de corticoides o tabletas por vía oral pueden administrarse.
  • Medicamentos para controlar espasmos: Gotas oculares que dilatan la pupila pueden ser recetadas para aliviar el dolor ocular y controlar los espasmos en el iris y el cuerpo ciliar.
  • Medicamentos antimicrobianos: Si la uveítis es causada por una infección, se pueden recetar antibióticos o medicamentos antivirales, con o sin corticoides, para controlar la infección.
  • Medicamentos inmunosupresores o citotóxicos: Si la uveítis afecta ambos ojos, no responde adecuadamente a los corticoides o representa un riesgo para la visión, pueden recetarse medicamentos antirrechazo para el sistema inmunitario.

Síntomas

La uveítis es una condición ocular que se manifiesta a través de diversos signos y síntomas, entre los cuales se encuentran:

  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Dolor en el ojo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa.
  • Presencia de puntos oscuros o “moscas volantes” en el campo de visión.
  • Disminución de la agudeza visual.

Algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves en los ojos, como glaucoma o cataratas. Los medicamentos orales o inyectables pueden tener efectos secundarios en otras partes del cuerpo, requiriendo exámenes de seguimiento regulares.

En casos complejos, pueden considerarse intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos, como la vitrectomía (extracción de parte del vítreo) o el implante liberador de medicamentos, que libera lentamente corticoides en el ojo durante meses o años.

 

La velocidad de recuperación puede variar según el tipo y gravedad de la uveítis. La uveítis posterior tiende a curarse más lentamente que la uveítis anterior. Es importante hacer un seguimiento con el médico y buscar atención médica si los síntomas reaparecen o empeoran. La uveítis puede tener recurrencias, y es fundamental tratarla adecuadamente para prevenir complicaciones y preservar la visión.

Preguntas Frecuentes

Tratamiento

Tratamiento para la uveítis puede variar según la causa subyacente. El objetivo es reducir la inflamación en el ojo y otras áreas del cuerpo, si es necesario. Opciones de tratamiento incluyen:

  1. Medicamentos antiinflamatorios: Gotas con corticoides para tratar la inflamación ocular. Inyecciones de corticoides o tabletas por vía oral en casos graves.
  2. Medicamentos para controlar espasmos: Gotas oculares que dilatan la pupila para aliviar el dolor ocular y controlar los espasmos en el iris y el cuerpo ciliar.
  3. Medicamentos antimicrobianos: Se recetan antibióticos o antivirales con o sin corticoides si la uveítis es causada por una infección.
  4. Medicamentos inmunosupresores o citotóxicos: Si la uveítis afecta ambos ojos, no responde adecuadamente a los corticoides o representa un riesgo para la visión, se pueden recetar medicamentos antirrechazo para el sistema inmunitario.

Sintomas

La uveítis es una condición ocular que se manifiesta a través de diversos signos y síntomas, entre los cuales se encuentran:

  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Dolor en el ojo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa.
  • Presencia de puntos oscuros o “moscas volantes” en el campo de visión.
  • Disminución de la agudeza visual.